Administración empresarial: ¿Cuáles son las estructuras organizativas?

Administración empresarial

Para que la administración empresarial funcione de manera óptima es necesario contar con una estructura organizativa adecuada. Esta dependerá de los intereses y objetivos de la empresa.

Seguir una línea estructural es algo básico para que el negocio siga un trayecto y pueda ser competitivo en el mercado.

Si se pretende alcanzar las metas establecidas en la planeación empresarial se debe establecer el modelo de organización de la empresa.

Hacerlo es sencillo, pero eso no significa que sea algo relevante para la administración empresarial.

Para entender mejor la importancia de tener una buena estructura hay que definirla.

¿Qué es la estructura organizativa en la administración empresarial?

La estructura organizacional consta de la coordinación y organización de las actividades realizadas por un número determinado de personas. Todas con el fin de lograr un objetivo en común.

administración empresarial

A través de la estructura organizativa se define la división de trabajo, así como la jerarquía de las autoridades y la responsabilidad de cada sujeto.

Esta puede ser englobada en tres conceptos:

  • Asignación
  • Organización
  • Jerarquía

En la administración empresarial, la estructura del negocio es representada por organigramas (mapas donde se muestra la jerarquía y responsabilidades).

Cada empresa definirá así los puestos de trabajo para laborar de manera coordinada. Puede ser tan complejo como se necesite, pero se debe de tener de forma correcta la definición de cada cargo.

Además, en cuestiones de la estructura existen sistemas de organización. Hay una gran variedad de ellos. Sin embargo, en esta ocasión solo nos concentraremos en dos:

  • Adhocracia.
  • Burocracia.

Ambos por mera definición son extremos, es decir, que son completamente diferentes, por eso mismo los hemos mencionado. Claro, hay más modelos y sistemas, pero esto solo es una introducción.

Sistema Adhocrático

En la administración empresarial, este sistema organizativo es altamente flexible. Al ser el otro extremo de la burocracia, es poco detallado y no cuenta con una formalidad como tal.

Este sistema va dirigido a empresas que se centran en la innovación y la creatividad, ya que así no hay limites o encuadramientos para que el personal se centre en una sola cosa.

Un ejemplo de las organizaciones que utilizan este modelo son las agencias de publicidad, consultorías, agencias de marketing digital, etc. 

administración empresarial

Contar con este modelo conlleva ciertas ventajas y desventajas.

Ventajas:

  • Flexibilidad en la autoridad. Esta no está establecida del todo y puede cambiar dependiendo de la idea.
  • Estimula la creatividad.
  • La información va en cualquier dirección (horizontal, vertical, combinada, etc.)
  • No hay tantas reglas impuestas.
  • Los problemas se resuelven con innovación.

Sin embargo, como en todo existen ciertas variables negativas:

Desventajas:

  • Para la comunicación organizacional, hay una falta de pertenencia.
  • Puede haber complicaciones al momento de abordar los planes.
  • Si llegase a existir mucha flexibilidad, puede causar problemas internos.

Sistema burocrático

Es completamente distinto a la adhocracia. Aquí la formalidad está altamente presente en la administración empresarial.

Este sistema de organización se basa en establecer de forma concreta las responsabilidades y tareas de los trabajadores.

También, se dictan los procedimientos a utilizar cada quien. No es algo que se pueda modificar o rediseñar como es en el caso de la adhocracia.

Aquí los procesos se pueden decir que son repetitivos con un toque sencillo.

Quienes suelen utilizar este tipo de sistema en su administración son: Bancos, SOFOMES, instituciones públicas, etc.

Al igual que la adhocracia, cuenta con ciertas ventas y desventajas.

administración empresarial

Ventajas:

  • Los problemas que se presenten ya tienen un plan de contingencia preestablecido.
  • Todos los procesos a seguir ya están establecidos.
  • Las normas establecidas ayudan a mantener un cierto orden y responsabilidad dentro de la empresa.
  • No hay incertidumbre.

Desventajas:

  • El sistema no es flexible. 
  • Es muy difícil que exista algún cambio para adaptarse a ciertas situaciones.
  • La autoridad al estar muy presente se puede volver excesiva.
  • Si un problema llega a estar fuera de los protocolos, este se vuelve difícil o imposible de resolver.

Si deseas continuar informándote con temas de interés como este o noticias del mundo empresarial, no dudes en suscribirte a nuestro blog de INEMEX. 

En INEMEX nos preocupamos por que estés al día y bien informado de todos estos ámbitos. ¡Suscríbete! Es gratis.